La inversión del pago único de la prestación por desempleo y su acreditación ante el SEPE

jueves 28 de enero de 2016

Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social. Sentencia de 21 de diciembre de 2015, recurso número 508/2015.

Hechos. Alexander tenía derecho a percibir la prestación contributiva de desempleo, por lo que, solicitó el pago único y la subvención de cotizaciones a la Seguridad Social con cargo a la prestación de desempleo para el inicio de una actividad de mudanzas como trabajador autónomo.

Para ello, alegó como inversión la adquisición de un vehículo mediante la factura proforma emitida por una mercantil. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) acordó reconocerle el abono del pago único de la prestación del desempleo e especificaba que el plazo de un mes tendría que presentar factura definitiva y acreditación del pago.

Para justificar la inversión realizada, el trabajador envió al SEPE la factura proforma inicial, por lo que, posteriormente, el SEPE requirió de nuevo las facturas definitivas que justificasen la inversión realizada. Alexander respondió remitiendo una nueva factura, no coincidente con la factura pro forma inicial presentada y sin sello de la entidad.

Finalmente, el SEPE concluye declarar indebidamente percibida la prestación por desempleo en concepto de pago único.

Disconforme con la resolución, Alexander demandó al SEPE impugnando la resolución que declaró indebida la prestación percibida en pago único. El Juzgado de lo Social desestimó su pretensión y recurrió en suplicación, denunciando la infracción del Real Decreto 1044/1985, de 19 de junio, por el que se regula el abono de la prestación por desempleo en su modalidad de pago único por el valor actual de su importe, como medida de fomento del empleo.

El Tribunal Superior de Justicia resuelve exponiendo que, para acreditar la inversión del pago único en la actividad que se pretendía iniciar como trabajador autónomo, de conformidad con el Real Decreto citado, no es suficiente acreditar que se va a realizar una actividad profesional como trabajador autónomo, sino también, es preciso probar que el pago único de la prestación que ha sido reconocido se ha invertido en la actividad citada.

Y a tal efecto, una factura proforma, no prueba la efectiva adquisición de las mercancías, sino el precio de compra de las mismas.

Por lo que, de acuerdo con el artículo 7 del Real Decreto 1044/1985, de 19 de junio, será considerado pago indebido la no afectación de la cantidad percibida cuando el trabajador no haya acreditado su afectación.

En el presente caso, ante las dudas suscitadas por el hecho de que la primera factura proforma acreditativa no se correspondía con la posterior factura presentada, y no acreditada la inversión, debe entenderse aplicado correctamente el artículo 7 del citado Real Decreto.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema