Los bonos por objetivos como concepto retributivo autónomo y no como incremento salarial propiamente dicho (voto particular)

martes 28 de junio de 2016

Sentencia 103/2016 de la Audiencia Nacional, de 8 junio. Procedimiento 130/2016. Ponente: RAMÓN GALLO LLANOS.

El conflicto del presente debate – con Voto Particular incorporado – nace de la dualidad colectiva que regula a los trabajadores de la empresa Unilever España S.A. Por un lado, el Convenio Colectivo de oficinas y vendedores para 2015 y 2016 para el centro de trabajo de Viladecans; y por otro, el Acuerdo de 2013 suscrito entre la empresa y la representación legal de los trabajadores del grupo de Ventas.

En el primero de ellos, el Convenio Colectivo, se contemplan los incrementos salariales consolidables para esos periodos, los premios por permanencia en la empresa y se fijan, asimismo, los bonos por determinados objetivos en función de su grado de cumplimiento. Sin embargo, el colectivo de vendedores está específicamente excluido de los grupos profesionales y de las tablas salariales, ya que para ellos existe el Acuerdo de 2013. Con todo, este colectivo sí tiene derecho a los incrementos retributivos establecidos en el Convenio, así como a las prestaciones retributivas, sociales y asistenciales allí contenidas en cada momento.

Lo que la Sala debe determinar y que no consigue de forma unánime, es si el colectivo de Ventas tiene derecho a ese Bono por objetivos o, como sostiene la empresa, este es incompatible con la propia retribución variable que ya tiene los vendedores por su especial actividad.

Del examen del articulado del Convenio Colectivo nada se desprende que resulte clarificador, por lo que el Tribunal analiza el comportamiento anterior de la empresa y llega a la conclusión de que:

  1. Ese bono nunca ha sido abonado con anterioridad a dicho colectivo;
  2. El colectivo está expresamente excluido del grupo profesional y salarial del convenio;
  3. Es verdad que el Convenio les da derecho a los incrementos retributivos y a las prestaciones retributivas, sociales y asistenciales, pero ese Bono no se puede considerar incremento salarial debido a su clara naturaleza variable por consecución de objetivos.

Por lo tanto, la Sala resuelve que, aunque las características del Bono estén recogidas dentro del artículo del Convenio dedicado a los incrementos salariales, la naturaleza de este es diferente, ya que es un complemento retributivo autónomo no consolidable en función de unos objetivos realizables en distintos porcentajes.

Además – concluye – que, en el artículo donde se contemplan los premios por antigüedad, cuando indica cómo cuantificar el salario bruto anual y la retribución variable, respecto de esta última distingue el «bono» del «incentivo de ventas», de lo cual se sirve para interpretar la intención de la empresa de cara a separar ambos conceptos retributivos y desestimar con ello la demanda de CC.OO., dando la razón y absolviendo a Unilever España S.A. de sus pretensiones.

VOTO PARTICULAR

Sin embargo, como ya aventuramos al principio, una de las Magistradas discrepa de la opinión mayoritaria, entendiendo que la simple mención de ambos conceptos – «bono» o el «incentivo de ventas» – no basta para determinar que nos hallemos antes dos sistemas retributivos distintos.

Y no solo eso, sino que dentro de los incrementos salariales consolidables (estos son los otros del artículo 20, fijos para cada año) encontramos dos: a) uno fijo y anual; y b) otro adicional vinculado a la consecución de, al menos, uno de los dos posibles objetivos recogidos en Convenio.

En resumen, que si los conceptos retributivos consolidables también pueden vincularse al salario variable por objetivos y teniendo en cuenta que estos dos conceptos fijos y consolidables sí se percibieron por los vendedores, entonces nada impide que también el Bono pueda corresponderles – aparte incluso de los incentivos por ventas –, ya que de lo anterior se desprende que no estamos ante un concepto retributivo autónomo, sino ante otro concepto retributivo, solo que variable y no consolidable, nada más.

Por último, nada se dice en el Convenio sobre el ámbito de subjetivo de aplicación de esos conceptos salariales y no se puede – ni se debe – deducir que hay dos sistemas de retribución incompatibles con base en el artículo sobre premios de antigüedad, el cual nada tiene que ver con el objeto del pleito.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema